31 de mayo de 2012

Le Cabanon de Le Corbusier

 
Le Cabanon de Le Corbusier es de esas obras que te atrapan en cuanto las ves. De esas obras que a pesar de tener 60 años siguen siendo actuales e innovadoras. Esta pequeña casa de vacaciones de 16 metros cuadrados está hecha totalmente con madera y en su interior, los muebles a medida se diseñaron para aprovechar al máximo el espacio disponible.

 
En palabras del propio Le Corbusier: "El 30 de diciembre de 1951, en la esquina de una mesa de un pequeño chiringuito de la Costa Azul, dibujé, para regalárselo a mi mujer con motivo de su cumpleaños, los planos de una cabañita que al año siguiente construí sobre un peñasco batido por las olas. Estos planos fueron hechos en 3/4 de hora. Son definitivos, nada he cambiado. La cabañita fue realizada tras pasar a limpio aquel dibujo."

El exterior de la cabaña, realizado con troncos de madera del entorno, contrasta con el refinado interior, donde todos los detalles, colores, muebles y revestimientos de madera han sido cuidados al máximo.

La construcción de la vivienda fue totalmente prefabricada en unos talleres en Córcega y posteriormente transportada a Cap-Martin, en la Costa Azul de Francia donde se realizó el montaje final.

Uno de los aspectos más característicos de este proyecto son sus pequeñas ventanas, a diferencia de lo que suele ocurrir con construcciones situadas en entornos naturales como éste, que siempre cuentan con grandes ventanales para observar el paisaje. En este caso, Le Corbusier abre pequeñas aberturas para observar elementos concretos del exterior como pueden ser un árbol, una roca o el horizonte.

 
En la planta de 3,6 x 3,6 metros, son los muebles los que dividen los espacios, las camas sirven a la vez de sofá y disponen de almacenamiento, la separación de éstas del inodoro se hace a través de una cortina de tela roja o de un pequeño mueble-estantería de suelo a techo donde además se coloca un pequeño lavabo.

Pinturas del propio arquitecto decoran algunos rincones de la vivienda.

 
Observamos también la falta de cocina en la cabaña, cosa que se explica por la cercanía de ésta al chiringuito del amigo de Le Corbusier, donde seguramente pasase gran parte del tiempo que pasaba de vacaciones en el lugar.
Las imágenes del post son de una exposición que se realizó en el RIBA de Londres en el año 2009 con una réplica exacta de la vivienda a escala 1:1, aunque hay que decir que ésta fue la segunda reproducción que se hizo de este proyecto, pues la primera fue realizada en 1997 por profesores y alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña, aunque en ésta se hizo una libre interpretación de los colores de los revestimientos originales y del exterior. 12 años después esta réplica se instaló definitivamente en el hall de ETSAC.



No hay comentarios:

Publicar un comentario