14 de febrero de 2014

El estudio multifuncional de una artista israelí

Los arquitectos israelíes Ranaan Stern y Shany han rediseñado un apartamento en el centro de Tel Aviv como estudio para una artista. Han convertido el interior de 20m2 en un espacio versátil  y adaptable donde albergar un variada colección personal de piezas 2D que datan de la década de 1940 hasta hoy y que se midió exhaustivamente para este proyecto.


Tres de las paredes del espacio están pensadas como espacios de almacenamiento diseñado al milímetro para guardar todas las obras, materiales y herramientas de la artista. Todos los muebles están realizados con tableros contrachapados de abedul blanco con el fin de generar la sensación de delicadeza y calma. El suelo también se reviste con una tarima de abedul por lo que el resultado es un habitación forrada casi en su totalidad de madera menos en el techo y una de las paredes donde hay un gran ventanal que ilumina todo el interior.

Cada estante o cajón tiene una dimensión y proporción específica en función del material que vaya a almacenar y todo el conjunto se ha organizado y ordenado de acuerdo a los distintos grupos de obras, sus tamaños y las conexiones entre ellas. 

Tras una puerta corredera se esconde una cama plegable, esta puerta a su vez está pensada para ayudar a convertir el estudio en ocasiones esporádicas en una galería privada. A través de una serie de perforaciones en las que se introducen unas varillas de madera, la artista puede usar este paño como zona expositiva para sus obras. 

Cuando las puertas y cajones se abren, un mosaico de colores se desvela en su interior.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada