6 de marzo de 2014

Farewel Chapel, curvas de hormigón y alerce

La capilla Farewel se asienta junto al cementerio de un pueblo cercano a Ljubljana, Eslovenia, integrándose en la colina y siguiendo a través de sus muros curvos de hormigón y madera de alerce, el contorno del paisaje que la rodea.


Tres paredes curvas abrazan la sala central principal y dividen el espacio en las distintas estancias necesarias: una zona de servicio con baños, cocina, trastero y un armario, que se distribuyen a lo largo de la pared trasera; un espacio central de despedida, y una plaza exterior semi cubierta que se abre hacia la colina circundante y que es utilizada como lugar de reunión en los funerales de verano.


Los muros de contención exteriores que delimitan el interior de la capilla son de hormigón armado mientras que el muro curvo que rodea el espacio central está revestido con listones verticales de madera de alerce simulando los troncos de los arbustos del bosque cercano.

La cubierta, a la que se puede acceder a través de una rampa de hormigón, sigue su propia curva y cubre parte de la plaza de entrada ofreciendo un refugio de la lluvia así como un lugar protegido del sol. La señal de la cruz aparece recortada en la cubierta de hormigón a modo de claraboya introduciendo la luz cenitalmente en el interior del espacio de despedida.


Fotografía: Tomaz Gregoric
Más información: http://www.ofis-a.si/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada