6 de julio de 2016

Un mueble que cuenta la historia de un árbol


Hace un tiempo os hablábamos de la personalidad de un suelo o revestimiento de madera, de su grano, su estructura interna, la disposición de las fibras... en definitiva, de cómo cualquier corte de madera es único y cuenta su propia historia.


Esta es la base de Meyer von Wielligh, dos amantes de la naturaleza que basan su trabajo en ella misma. Como dice Abrei, "la naturaleza ofrece una gran variedad de colores, texturas y materiales que mejoran las posibilidades del diseño creativo. Disfrutamos del diseño jugando con maderas hermosas y acabados interesantes".

Norman y Abrei seleccionan personalmente cada pieza que interviene en sus creaciones, buscan la historia que contar a cada cliente mediante una rigurosa clasificación y selección de cada pieza de madera.


Instomi es una de esas creaciones, un aparador formado por una envolvente metálica, cuyo frente se compone de trozos de madera de roble blanco americano cortados en sentido perpendicular al fuste del árbol, piezas únicas que enseñan los anillos de crecimiento, la médula, albura y duramen del árbol. Dicho frente de madera es acabado al aceite pudiendo aplicar una pátina personalizada para cada cliente.


Cajones, bancos, mesas y mesitas forman parte de sus originales y exclusivas creaciones.

¿No os parecen preciosos? Entran ganas de tocarlos y sentirlos.

Entrada creada por Grupo GUBIA



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada