22 de enero de 2013

Casa Es Pujol De S'Era en Formentera. Maria Castelló

Desde el exterior, un prisma blanco enmarca el interior de esta casa como si fuese una valiosa joya, desde dentro lo que nos enmarca es el paisaje, el gran campo de trigo y cebada se convierte en una obra de arte. En medio de esta envolvente neutra y limpia, como no podía ser de otra forma, los elementos de madera de iroko cobran protagonismo.

Es Pujol de S’Era, en la isla de Formentera, es el escenario donde se levanta esta casa de 201 m2 en la que conviven un pequeño estudio de arquitectura y una reducida vivienda-refugio para una joven pareja.
La orientación Norte-Sur de la propuesta da lugar a la dualidad que exigía el programa funcional. Así, en el extremo norte -la zona más expuesta- se encuentra el pequeño estudio, mientras que en el sur se ubica el espacio destinado a vivienda.

El volumen está definido por una envolvente de mampostería de termo-arcilla y hormigón armado. Una sección extruída representa la única parte donde la mampostería se utiliza en el sitio. Las otras caras interiores y exteriores fueron realizadas en seco, usando vidrio y madera maciza de iroko. 

Entre el estudio y la vivienda existe un núcleo de servicios realizado con madera, que separa el trabajo de la vida privada, pero que a la vez los dota de infraestructuras: librería, archivo, baño, cocina, camas, armarios, instalaciones y dos paredes correderas que permiten fragmentar las dos zonas principales, segregando espacios más íntimos como un despacho anexo o una habitación de invitados. Así se consigue una cierta multifuncionalidad y flexibilidad. 

Con el objetivo de lograr una mayor sobriedad y armonía, los elementos auxiliares y la mayoría de los muebles de madera se han diseñado a medida usando al igual que en la puertas correderas y en la carpintería la madera de iroko.




Más información: http://www.m-ar.net/ct/  http://www.interioresminimalistas.com/2009/11/26/estudio-refugio-en-formentera/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada