13 de febrero de 2013

Colegio Oficial de Aparejadores de Pontevedra


Hace un tiempo pensamos que podría ser interesante ofrecer a algunos amigos y profesionales relacionados con la arquitectura y la construcción en madera la posibilidad de colaborar en el blog de forma puntual, el Arquitecto Técnico Roi Santamaria Mera se ofreció encantado y hoy os mostramos el post que nos envía sobre el Colegio de Aparejadores de Pontevedra.

El proyecto de rehabilitación de la antigua Casona del Muelle como nueva Sede del Colegio de Aparejadores de Pontevedra es obra del arquitecto Celestino García Braña. Dada la singularidad del edificio se optó por mantener los elementos característicos de su fachada y acondicionar el interior al uso necesario que requería la sede sin descuidar la modernidad y el diseño, revitalizando así una importante zona de la ciudad.
En los huecos de planta baja se usan elementos protectores de acero corten con tres funciones principales: protección, iluminación interior y materialidad. Las hojas de carballo evocan la presencia de los jardines inmediatos y un agradable juego de reflejos y transparencias.

Se procedió a un vaciado interior de todo el edificio. Se mantuvo la condición portante de los muros perimetrales de piedra resolviendo la estructura interior con dos únicos muros de hormigón sobre micropilotaje para no dañar restos arqueológicos en capas inferiores. El espacio abuhardillado introduce luz diagonalmente a todo el edificio llegando a la puerta de entrada en su planta baja. Además, los dos muros de hormigón requerían ser arriostrados, dando lugar así a una bóveda invertida que no transmite esfuerzos a los muros de piedra. Un sistema de vigas de madera enlaza los muros de hormigón y los muros de piedra. Dichas vigas se tiñen en el mismo tono que la tarima maciza y los revestimientos de pared de madera de elondo.

La importancia prestada a la ejecución de los detalles de carpintería se puede comprobar en la solución elegida para las puertas de madera integradas en los paramentos verticales. Estas puertas, enrasadas con el revestimiento de pared, se revisten a ambas caras con duelas horizontales de madera de elondo.


Información y Fotografías: Roi Santamaría

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada