26 de septiembre de 2014

Una rehabilitación llena de contrastes


Buscando contrastes de materiales hemos encontrado esta sencilla y limpia rehabilitación, llevada a cabo por Paola Navone, en la antigua ciudad de Spello, en Umbría, Italia. 

La arquitecta y diseñadora italiana, formó parte activa en los años 80 en los movimientos de diseño de vanguardia, grupo Memphis y Studio Alchimia, creando la marca Mondo junto a Giulio Capellini en 1988. Este proyecto es una de las muestras de la libertad y audacia que posee para combinar elementos de distintos estilos y épocas, para redescubrir el diseño del pasado y darle vida en formas nuevas y contemporáneas. 


Se trataba de un antiguo secadero de tabaco, con casi 200 años, que en sus orígenes había servido como criadero de gusanos de seda. La edificación propiedad de Andrea Falkner Campi y su esposo, tiene casi 500m2 y una bonita estructura de madera en cubierta formada por cerchas españolas. Las escuadrías que forman los tirantes de dichas cerchas tienen una unión a media madera en su encuentro con el pendolón, donde la unión es reforzada con otras piezas inferiores de madera. 

Toda la envolvente, paredes y cubierta, se tiñen de blanco para aportar luminosidad a este espacio; Sólo revestimientos puntuales cerámicos y la madera de muebles y suelos, contrasta con el mismo. 


Paola aprovechó el volumen interior de la antigua edificación para incorporar en su perímetro una entreplanta. Para ello utiliza tablones de madera recuperada de gran ancho y espesor, y largos variados, una sutil y original forma de desdibujar los limites de esta superficie. 


Madera recuperada es también utilizada en los dos tramos de escaleras _uno a cada lado de la sala de estar superios_ que dan acceso a esta entreplanta. A pesar del aparente espesor de las huellas y el oscuro color de la madera, la escalera es un elemento que se hace transparente entre la blanca pared y la blanca celosía metálica que la separa de la estancia principal. 



En la planta baja, el suelo se cubre con la misma madera en anchos tablones, mereciendo especial interés la forma en que la madera se encuentra con las baldosas hidraúlicas hexagonales Carocim _diseñadas por la propia arquitecta_ bajo la mesa del comedor. Estas baldosas se repiten en la zona de cocina. 


La separación entre el dormitorio principal y el baño se realiza con altos armarios formados por una estructura metálica cubierta con telas blancas de algodón, procedentes de la India, que contribuyen a dar al espacio una cualidad etérea. Las diferentes alturas entre estos armarios forman parte del juego de desdibujar los límites de la propia entreplanta, a la vez que aporta fluidez a los espacios.


Los revestimientos en tonos blancos, grises y negros de los baños, son también diseño de Navone. 

Entrada creada por Grupo GUBIA
Fotografía por Wichmann + Bendtsen 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada