4 de diciembre de 2015

La flexibilidad de un espacio mediante módulos deslizables de bambú



Habréis visto en numerosas ocasiones el empleo de estanterías-archivadores deslizables, estanterías generalmente metálicas, que se desplazan mecánica o manualmente sobre un eje y que pueden hasta llegar a duplicar el espacio de almacenaje. El estudio de arquitectura Taylor and Miller Architecture and Urban Design, va más allá en este proyecto que realiza para el grupo Environmental Grantmakers Association.



Se trata de un espacio de oficina capaz de adaptarse a las fluctuaciones que pueden darse en el número de personas trabajando en este lugar y para ello, crean unos módulos de trabajo deslizables basados en el sistema comentado. 



Pero los arquitectos no se quedan sólo con la idea de la maximización del espacio, si no que tratan de hacer que estos espacios de trabajo no sean meros "almacenes", si no que sean lo suficientemente cómodos, agradables y motivadores para sus usuarios.



Así estos Collpasibles Workstation _como lo denominan sus creadores_, basados en los tradicionales archivadores desplegables, cobran vida, siendo capaces de generar desde siete espacios de trabajo a realojar todo en un único volumen, dejando libre la oficina para reuniones o eventos.



Como decimos, están basados en el sistema de los archivadores desplegables, usando sus sistemas de guías, de manivelas y de hadware asociado, de tal forma que se pueden recoger o extender de manera rápida y fácil.



Cada cubículo, que alberga en su interior mesa de trabajo, estanterías y espacios de almacenamiento, está pensado de forma que cada una de sus piezas encaje al unirse varios de estos cubículos para que al terminar de recoger el sistema quede como un único elemento macizo.



Todo el conjunto está acabado con chapa de bambú tostado, confiriendo al espacio calidez y elegancia. Esto no resulta raro si pensamos en el cliente para el cual se realiza este conjunto, y es que, como ya hemos comentado en otros artículos, el bambú es uno de los materiales de construcción más ecológicos que existen en el mercado, gracias a su rápido crecimiento _ el bambú alcanza su madurez en apenas seis años, cuando un árbol requiere de hasta cien años de crecimiento_, su tratamiento poco contaminante, y por supuesto, por ser un material orgánico.



¿No os parece precioso el resultado? Un espacio flexible, sostenible y tremendamente cálido.

Entrada creada Grupo GUBIA
Más info aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada