31 de mayo de 2016

Cuatro fachadas de madera practicables


La relación interior-exterior en una vivienda es uno de los parámetros más cuidados dentro de cualquier gran proyecto de arquitectura. Al contrario que hace siglos, las casas tienden cada vez más a abrirse al exterior y a tener una conexión directa entre sus espacios más privados y los entornos al aire libre que la rodean.  Las fronteras se diluyen cada vez más y que los habitantes de un hogar puedan decidir cuándo y cómo abrir puertas y ventanas al mundo exterior, dejar pasar la luz y el aire fresco... son cualidades todas de cualquier proyecto que consiguen elevar su valor en grandísima medida.


En este sentido, la versatilidad de materiales como la madera juegan a favor de los arquitectos y diseñadores. La evolución y los avances en las técnicas de construcción y mecanismos móviles, así como en la propia naturaleza per se de los mismos y el conocimiento cada vez más profundo que tenemos de ellos, ha dado lugar a construcciones o arquitecturas tan singulares como las cuatro que hoy os mostramos. Sus fachadas se basan en elementos practicables diseñados con madera que fomentan la unión directa entre los espacios interiores y exteriores.


El primer diseño, denominado "Hunt on Sleds", está en Nueva Zelanda y ha sido desarrollado por Crosson Arquitectos. Construido como cabaña de vacaciones sencilla, pequeña y funcional, cuenta con un revestimiento exterior de madera en el que se integran puertas y ventanas. En la fachada principal una gran pieza que se pliega en horizontal a modo de toldo, deja ver la doble altura de la vivienda, conectándola con la playa que lo rodea.


La segunda construcción, "Elysium Lote 170" del arquitecto Richard Kirk, está ubicada en Australia. El diseño se distingue por una serie de paneles de madera que se cierran o repliegan para dejar paso -o no- a la visión exterior en el interior.


En "Town House with a folding-up shutter", en Vietnam, los arquitectos de MM++ Arquitectos han optado por una fachada en la que destaca una celosía de madera que recuerda a lo industrial. Cuando esta se pliega, la planta inferior -que se utiliza como local comercial- queda completamente conectada con la calle invitando a la compra, mientras que fuera del horario comercial, la celosía de madera se baja para dar un uso residencial al mismo espacio.


Por último, destacamos "Bellevue Terrace", de Philip Stejskal Arquitectos, también en Australia. En este caso, los arquitectos han moldeado una fachada completa de madera teñida de blanco que, a pesar de no nacer desde el nivel del suelo, permite el control y el acceso de la luz del sol mediante un sistema de paneles pivotantes en horizontal y vertical con diferentes grados de apertura.

¿Qué os parecen? ¿Os gustan este tipo de fachadas practicables? (Via)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada