4 de febrero de 2017

Sun-pu, madera entre lo terrenal y lo celestial

Saltamos nuevamente hasta el país del sol naciente para presentaros este proyecto, obra del arquitecto japonés Taira Nishizawa, autor de innovadores edificios y estructuras de madera.


Se trata de volumen cúbico construido completamente en madera, una iglesia sobria y elegante que desde el exterior despierta la curiosidad de querer conocer que hay más allá de sus controvertidas líneas rectas. Sólo una apertura en una de sus esquinas bajas rompe la envolvente de madera, concretamente el acceso a la iglesia.


Nuestra sorpresa ya en el interior es la homogeneidad que, en su conjunto, dota al edificio de una identidad propia. La estructura principal está formada por cerchas de madera de 1,32m de altura revestidas por listones horizontales de pino. Estos colocados a tope en planta baja, comienzan a separarse a medida que se acercan a la parte más alta del edificio, produciéndose unas aberturas entre ellos que permite el paso de la luz. 


La iluminación cenital, alcanza su máximo coincidiendo con el servicio eclesiástico,  dando al acto religioso una magnifica evocación espiritual, ésta es la médula del espacio. La luz y las sombras proyectadas sobre la madera aportan un fantástico y mágico juego en el lugar de oración.

"Manipulé el rendimiento de las paredes exteriores y el techo para controlar las condiciones de luz y sonido, que son lo que distingue a una iglesia de un típico lugar de reunión".



Los cerramientos del edificio contienen una gruesa capa de aislante de lana mineral, que además de aislar, contribuyen a la  insonorización del espacio sagrado. Interiormente todo queda oculto con el revestimiento de los tablones de pino, al cual se enrasan las puertas para permanecer ocultas.

La fachada, compuesta de lamas de cedro rojo canadiense colocadas en bruto, produce un juego de luces y sombras que dan lugar a un relieve variable a lo largo del día y según el ángulo desde donde se mire.  Esta madera no se protegió de forma consciente para que su textura alcance con los años un color gris plata.

Así como su propio creador lo consideró, la madera y la luz mantienen vivo el edificio "en constante construcción".


Sin duda, un edificio especial construido íntegramente en madera, que no deja indiferente a nadie.

Entrada creada por Grupo GUBIA




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada