27 de junio de 2012

Mirador de madera en los Fiordos Noruegos

Aurland es un pequeño pueblo situado en uno de los fiordos más largos y espectaculares de la costa oeste de Noruega. En el año 2004 la dirección de autopistas noruegas convocó un concurso restringido para diseñar un mirador sobre el fiordo. El proyecto ganador fue el del canadiense Todd Saunders y el noruego Tommie Wilhelmsen, que tenía por título 640 m sobre Aurland y 20.120 km desde Tokio, y que fue inaugurado en 2006.

Ante un entorno natural tan impresionante, los arquitectos decidieron tocar lo menos posible el paisaje y el terreno. Era muy díficil mejorar el lugar y mantener su atmósfera, y a la vez muy fácil empeorarlo al insertar un elemento extraño. El concepto de la propuesta debía ser muy minimalista y complementar la naturaleza existente.

La construcción propuesta es un puente en voladizo sobre el que se camina hasta llegar al mirador. La estructura de 9 m de altura, 4 m de ancho y 30 m de largo es de acero recubierto por madera de pino laminada encolada . Bajo las lamas del plano horizontal, por el que se circula, existe oculta una celosía de madera que actúa como soporte estructural.


Para hacer la situación aún más dramática, quisieron potenciar la experiencia de caminar sobre un puente-precipicio, que se curva hacia abajo. Al llegar al final los visitantes quedan al borde de la ladera, ante una barandilla de vidrio y frente a la inmensidad del paisaje. 




2 comentarios:

  1. Que pasada ...

    Cuando el mirar se convierte en una gran experiencia.

    ResponderEliminar