12 de mayo de 2014

Un apartamento transformable


La flexibilidad y compacidad son dos de las claves más utilizadas en arquitectura para aprovechar los pequeños espacios. Este apartamento de tan sólo 60 metros cuadrados, obra del diseñador ruso Vlad Mishin, nos parece un claro ejemplo de ello.


Dentro de una limpia y clara envolvente de suelos, paredes y techos, un elemento longitudinal de madera, con efecto tridimensional y móvil, se sitúa dividiendo las estancias privadas de las de uso común al antojo de los habitantes. La forma en que los elementos se mueven hace que las estancias se unan o separen ofreciendo dinamismo y flexibilidad al conjunto.

La sugerente forma de madera está constituida por una estructura de acero pintada de negro y revestida en una de sus caras por tableros contrachapados de abedul. Las distintas piezas se esculpen en función de su propia función, a veces convertidas en muebles contenedores que ocultan funciones del hogar, a veces como piezas escultóricas que al moverse permiten visiones cruzadas de las estancias.


En uno de los extremos de este elemento uno de los paneles pivota sobre un eje y, según la inclinación en que se sitúa permite visiones de la televisión que de él queda suspendida, desde distintos puntos de la vivienda. El grueso de la estructura de acero, es aprovechado para conseguir una liviana y original estantería para libros de lectura.


En la zona central el elemento de madera se convierte en puertas que según abren o cierran, incorporan o no al estar la zona de cocina, una cocina realizada a medida con tableros acabados en laca blanca, en consonancia con el resto de revestimientos.


El uso de puertas enrasadas y sin tiradores ayuda a la limpieza general del conjunto. En la zona de dormitorio y baño aparece un juego de niveles que es aprovechado para embutir la cama y la bañera. 



http://vladmishin.com/151505/1030567/interery/transformer-apt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada