3 de noviembre de 2015

El rascacielos más alto en madera



La carrera de la madera como sistema estructural tiene muchos siglos de antigüedad, pero su capacidad parecía haber sido olvidada durante un largo periodo, que empieza a ver el fin con los nuevos ideales sobre ecología y sostenibilidad.

En esta ocasión la madera como elemento estructural viene pisando fuerte, y es que ya son muchos los edificios de gran altura que utilizan la madera para sus estructuras.


Este es el caso del rascacielos diseñado por los arquitectos CF Moller y Dinell Joahnsson en Estocolmo para el concurso HBS, cumpliendo con los objetivos de “Estrategia Europa 2020”. Se trata de un edifico de 34 pisos de altura _hasta el momento, el edificio más alto hecho en estructura de madera se encuentra en Australia, Forte Tower, con 10 alturas_, y que tiene prevista su construcción hasta 2023.


La torre está compuesta por cuatro viviendas por planta, que se desarrollan en torno al núcleo central de comunicaciones verticales. Todas las viviendas están abiertas el menos en dos de sus frentes al exterior, con grandes balcones, de forma que la iluminación y la ventilación están aseguradas. 
Además de la estructura, el interior de los apartamentos también irán en madera _techos, mobiliario y carpintería_, generando espacios modernos a la vez que ofreciendo las sensaciones de calidez y confort de este material. Esto unido a los grandes ventanales conseguirá que desde el exterior pueda apreciarse esta fuerte materialidad.


Estructura y tabiques se fabrican con CLT (cross laminated timber), madera contralaminada, es decir paneles monocapa encolados de forma entrecruzada, compuestos como mínimo de tres capas. Con este material pueden llegar a conseguirse elementos de hasta 2,95x16 m. siendo los tiempos de construcción y montaje en obra mínimos.

La construcción con estos tableros permiten una distribución de la carga en dos ejes, con una resistencia mayor, ya que la anchura portante del elemento suele abarcar la anchura total del elemento gracias a sus capas transversales.  Su elevada rigidez intrínseca ayuda también al arrisotramiento del edificio, no obstante para conseguir la rigidización necesaria de este estructura, los núcleos de comunicación verticales serán de hormigón.


Es bueno señalar el motivo por el que realmente la madera es un material estructural con muy buen comportamiento, y es que la madera es un material capaz de soportar grandes cargas en comparación a su peso, y presenta un comportamiento frente al fuego mejor que el del acero o el hormigón. Esto es gracias a que durante su combustión, la capa exterior se quema quedando como protección del núcleo resistente.

A esto hay que añadir que se trata de un material ecológico, no contaminante en su producción, y más económico que otros materiales de construcción.

Entrada creada por Grupo GUBIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada