4 de noviembre de 2016

5 mesas de centro de madera que enamoran

No es la primera vez que hacemos una recopilación de muebles de madera, es más, ya os hablamos de 7 originales mesas de madera y añadimos más en nuestra entrada otra tanda de mesas de madera. Como no hay dos sin tres, hoy os traemos 5 nuevas mesas de centro. 


Comenzamos con ésta del diseñador polaco, Mateus Zwojcicki, perteneciente a una serie creada para el café Zmianatematu en Lodz. Está formada por una base orgánica que se configura mediante el ensamble a modo de lego de piezas contrachapadas curvas de madera, una base que da dinamismo y personalidad a una mesa de carácter cinético. Esta base natural soporta ingrávidamente una tapa de vidrio transparente que permite contemplar toda la urdimbre de madera que lo soporta.


Del estudio Coordination es esta otra, la mesa Lean. Hexágonos de roble unidos entre sí y con una bella intersección con unas patas algo más oscuras que, parecen atravesar estas formas regulares y anclarse mediante llaves. Son necesarias al menos tres unidades para formar una mesa, sin embargo las posibilidades son ilimitadas mediante la anexión de módulos y módulos.


De Zaha Hadid es esta colección, UltraStellar fabricada en nogal y cuero, una referencia a los muebles de la vendimia de los años 50 y 60 para la Galería de su amigo David Gill. En ella el nogal, elegido por su color, se moldea dando lugar a curvas sinuosas y fluidas que hacen ligera una mesa realmente robusta.


El estudio de Ilse Crawford trabajó junto a artesanos de Bosnia-Herzegovina, la empresa Zanat, en una técnica que pertenece a la lista de patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO, una técnica con más de 150 años donde la madera se talla a mano mediante pequeñas bolas metálicas, dando lugar a superficies táctiles como la de esta otra mesa. Superficies únicas que invitan a tocar al que usa el mueble.


Y terminamos con la mesa Tokio del diseñador canadiense Loïc Bard. Una mesa de madera blanqueada de alerce de forma circular que se alarga en un extremo creando un compartimento para "tragar" revistas, tablets, libros... y que se apoya en tres patas redondeadas. Inspirada en recuerdos de un viaje a Japón la mesa se basa en la simplicidad de la ceremonia del té.

¿Con cual os quedáis?

Entrada creada por Grupo GUBIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada