7 de noviembre de 2016

Una vivienda de vacaciones en Noruega


Lineas limpias en un diseño funcional sencillo y cálido, así está diseñada la casa de vacaciones Split View Mountain Lodge insertada en plena naturaleza.


En medio del frío noruego, el estudio Reiulf Ramstad arkitekter apuesta por materiales nobles y resistentes provinientes del lugar por lo que la madera de los bosques cercanos es, sin lugar a duda, el material elegido para el diseño de toda la vivienda. Junto a trazados lineales y puros, la sobriedad y sencillez de los espacios, la madera logra convertir esta casa en un cálido "hogar" en el que todos estaríamos encantados de vivir.


El programa para esta vivienda de montaña es sencillo: cuatro dormitorios, sala de estar, comedor, un salón para los jóvenes, un entresuelo para los niños más pequeños y un pequeño anexo para alojar a las visitas.


Los arquitectos apuestan por una estructura de madera revestida por dentro y por fuera con madera de abeto. Exteriormente listones de abeto dispuestos verticalmente quedan protegido inferiormente sin llegar al suelo, donde una capa de grava evitará salpicaduras de agua de lluvia que produzcan pudriciones en el matreial. Arriba las testas quedan protegidas con una pieza metálica que bordea el perímetro.


En el interior un suelo macizo de abeto muestra la naturalidad del material con sus nudos y vetas, mientras que un material más seleccionado recubre las paredes formando una envolvente continua.

Nieve o truene fuera, los habitantes pueden estar agusto en su sala de estar mirando el magnífico paisaje que los acompaña. Porque el diálogo de los distintos espacios con la Naturaleza es parte de la seducción de esta vivienda. Este estudio de arquitectura noruego trabaja con el medio ambiente en mente en todos sus proyectos, buscando materiales sostenibles y armoniosos, en "una clara apuesta por materiales naturales y una sensación de espacialidad individual en cada construcción".


La disposición de los huecos principales enmarca las vistas, mientras que pequeñas aberturas estratégicamente ubicadas ofrecen vistas controladas del entorno inmediato.


Las carpinterias, tanto exteriores como interiores han sido cuidadosamente estudiadas, quedando ocultas en los revestimientos donde se integran, apostando siempre por los detalles y la alta calidad.


La altura y el aparente grosor de los cerramientos permiten crear espacios de uso en la propia envolvente de madera, zonas de relax y descanso desde las que admirar el espacio exterior.
"La arquitectura debe adaptarse a la mente inquieta de la sociedad actual a través de la flexibilidad y la funcionalidad, pero a su vez debe contrarrestar la aceleración y el malestar que vivimos brindando tranquilidad y un sentido de pertenencia atemporal", rematan los noruegos.

Y así, tranquilos, con ganas de andar descalzos por ese suelo macizo de madera, comenzamos la semana paseando nos por el interior de Split View Mountain Lodge.

Más información aquí
Entrada creada por Grupo GUBIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada