26 de noviembre de 2016

Cajas de madera que dialogan con la estructura existente


Ubicada en el suburbio de la ciudad de Osaka, esta residencia reformada por el estudio japonés Coil Kazuteru Matumura Architects, forma parte de una tendencia de conservación y reciclaje llevada a cabo trás el terremoto de Tohoku. La intervención parte de la base de aprovechar todo lo existente, limpiando lo superfluo y potenciando el valor de lo inicial, en lo cual juega un papel fundamental la estructura de madera originaria.

Frente a ella, nuevos elementos también de madera inician un precioso diálogo entre pasado y contemporaneidad dando lugar a una vivienda renovada y muy actual.



Los primeros pasos del proyecto consisten en poner de manifesto la estructura de madera de la edificación, una estructura en la que se aprecian varios de esos enlaces japoneses que forman parte de su cultura y que son capaces de hechizar a cualquier amante de la construcción con madera.

Posteriormente y con una extrema delicadeza dos cajas, realizadas con tableros contrachapados de madera acabados en chapa de olmo gris, se insertan para diferenciar distintos espacios.  



Dichas cajas se terminan con distintos acabados, dejando en una de ellas a la vista interiormente el entramado de madera base para el anclaje de los tableros. Fijaos como el pilar de la estructura inicial se inserta rítmicamente en el nuevo entramado. ¡Qué delicadeza!



En los espacios de circulación el empleo de la nueva madera _en distintas formas_ y la luz, incorporan al proyecto una riqueza de flujos a la que se suma la presencia de los elementos antiguos, como si siempre hubieran convivido con lo nuevo.





Grandes tablones de pino con sus nudos y defectos se combinan con tablas separadas entre sí del mismo material por las que la luz atraviesa de una planta a otra.


Un proyecto definido al milímetro en el que se logra un espacio moderno, más abierto y habitable, y en el que se proyecta todo el mobiliario a medida, acorde con el estilo de la vivienda, aprovechando cada rincón y generando un espacio en el que ¡quién no desearía vivir!

El trabajo minimizó sus costes gracias a la recuperación de la estructura que sólo hubo de reforzarse en algún punto. Es éste un ejemplo de proyecto de preservación de edificios valiosos en el mercado japonés, donde la mayoría del desarrollo consiste generalmente en demoler edificios viejos para producir nuevas residencias.


Trás el terremoto de Tohoku, la renovación de edificios existentes y la elección de materiales sostenibles y nobles como la madera, se está convirtiendo en una opción cada vez más común.

Más info aquí
Entrada creada por Grupo GUBIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada