10 de agosto de 2018

Rompiendo esquemas, bañeras de madera


Siempre se ha dicho que el agua y la madera no tienen un buen maridaje, pues bien, hoy vamos a romper este mito y hablar de bañeras fabricadas con madera. Los múltiples avances y soluciones, que se han ido descubriendo a lo largo del tiempo, han permitido que en la actualidad podamos incorporar este elemento a nuestro baño sin tener de qué preocuparnos.


Bañera Ocean Shell de Bagno Sasso Mobili

Además de su belleza, las bañeras de madera tienen una serie de atributos que las convierten en una gran opción para convertirse en el elemento principal de nuestro baño, así pues, poseen una gran confortabilidad fruto de su capacidad natural para conservar el calor, y un suave y natural tacto.

Kristianne Watts, KW Designs
Bañera de NK Woodworkind

Por lo general, este tipo de bañeras va dirigida a aquellos amantes de un buen baño, personas que disfrutan de la relajación entre burbujas. Con un tamaño generalmente mayor que las bañeras convencionales, permiten sumergirte en ellas completamente, dejarte envolver por parte de la naturaleza con la sensación de estar en un spa.

Una bañera de madera será sin duda la seña de identidad de nuestro baño, su elegancia y ese toque de material orgánico y natural no pasará desapercibido para nadie.



Pero el entorno en el que se introducen es también importante. En ocasiones se trata de madera sobre madera pero en otras la madera de la propia bañera contrasta con otros revestimientos como piedra, cantos rodados, microcemento...

Bañera Bora de Michor en madera de nogal 

Importante es también la especie de madera utilizada. Han de ser maderas con bajos coeficientes de contracción, muchas de ellas se alistonan para minimizar sus movimientos incluso en condiciones variables de humedad y temperatura; otras se fabrican saturando las maderas con resinas a alta presión de forma que todos los poros queden completamente cerrados. Entre las especies más utilizadas están la teca, el nogal, alerce siberiano, cedro, fresno y roble.

El acabado de la superficie es también clave. Es usual usar varias capas de aceite _que penetra profundamente en la madera_ y posteriormente una capa gruesa de cera, pudiendo demorar el proceso de impregnación hasta 10 días.

Bañeras Geo Garvey de Willian Garvey en madera de teca

Y como el diseño no tiene fin, las hay que incorporan un sistema antidesbordamiento como esta preciosidad de Alegna AG, una bañera exclusiva para los más exigentes dentro de la cultura spa. Su ancho borde relleno de cantos rodados permite su llenado completo de forma que el exceso de agua drena suavemente entre los guijarros.

Bañera Laguna Spa de Alegna en madera de nogal

Ya sea solo o en pareja, ¿porqué no disfrutar de un baño relajante?

Entrada creada por Grupo Gubia

1 comentario:

  1. Guau geniales todas , seguro que uno se siente mejor al banarse en estas de madera , sin duda otra idea mas de como aprovechas la madera
    gracias por el articulo

    ResponderEliminar