11 de noviembre de 2013

Casa Friedman. Marcel Breuer

La casa Friedman fue realizada en 1953 por el arquitecto y diseñador húngaro Marcel Breuer para un comerciante de arte de Nueva York. Es una de las muchas casas privadas que Breuer realizó en EE. UU y que reflejan su estilo modernista. El interior parecía ser el escenario perfecto para albergar la colección de Eames, Nelson, Henningsen y obras de otros muchos diseñadores que poseía su dueño. 

Marcel Breuer fue uno de los principales maestros del Movimiento Moderno y una de las figuras más influyentes entre los años 30 y 50. Estudió en la Bauhaus de Weimar, Alemania, en la época en que Walter Gropius dirigía esta escuela de diseño. Más tarde Breuer se hizo cargo del taller de muebles de la Bauhaus donde continúo hasta el año 1928, año en que se estableció en Berlín para dedicarse a la arquitectura. Durante toda su carrera mostró un gran interés por la construcción modular y las formas sencillas, algo que se refleja tanto en sus casas como en sus muebles.

En el interior de la casa Friedman el arquitecto utiliza suelos de piedra natural y techos de madera de ciprés, materiales naturales muy habituales en la arquitectura de mediados del siglo XX. Pero lo que realmente llama la atención de la casa son todos los muebles de diseño que alberga, algunos realizados por el propio Breuer y otros por conocidos diseñadores de la época que hacen que el interior sea casi como un museo.

La vivienda también cuenta con una casa de huéspedes y una piscina cubierta, un espacio donde todas las paredes y techos se han revestido de madera creando un ambiente íntimo y agradable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada