14 de diciembre de 2016

Construcción con madera de leña


Hace ya unos meses os hablábamos de la construcción con troncos macizos de madera y hoy queremos ir algo más allá. ¿Habéis oído hablar de la tecnología Cordwood?

Nos encanta el corte radial de la madera, ese corte que muestra la sección de todo lo que ocurre dentro del árbol, es para nosotros como un "chip" que cuenta tantas cosas de ellos... Cada vez que vemos este corte usado en construcción no podemos dejar de sorprendernos con las entrañas de la Naturaleza.

Pero, ¿Habíais conocíais este método? Se trata de un recurso totalmente sostenible. Trozos de madera que en lugar de quemarse en nuestros hogares se usan para construir los mismos constribuyendo a la sostenibilidad. ¡Que maravilla!



Este método que se originó hace mil años en Grecia y Siberia, es una tendencia actual en el norte de Estados Unidos y según sus defensores, cualquier persona que sepa apilar leña podría construir una casa así. Sólo es necesario restos de madera (entre el 40 y el 60% del total), mortero, serrín y un poco de cal...

Generalmente son paredes de unos 24cm de espesor, aunque pueden llegar a los 90cm en algunos casos, compuestas por troncos de largos similares pero que pueden tener anchos y formas distintas y que se colocan como si fueran bloques o ladrillos. Sus, cuyos vacíos se llenan con un conglomerante para formar una masa compacta con características aislantes.


El método tiene múltiples ventajas, entre las que podemos destacar principalmente su bajo coste, se calcula que su coste puede ser de aproximadamente 170€/m2 y su rapidez de ejecución.
Su excelente rendimiento energético lo convierte en construcciones capaces de resistir inviernos extremos con temperaturas inferiores a -50ºC en grandes espesores de pared. En verano mantienen un micro-clima en su interior fantástico.

El aspecto final de estas construcciones es inusual y su capacidad portante en casas de una sola planta sorprendente. Son construcciones con una larga vida ¡algunas más de 200 años!


También se usan adobes de distinta composición para crear diseños diferentes.


El tipo de madera es importante. Maderas muy densas tienden a reducir su tamaño por retracción a lo largo del tiempo aún estando secas. Según las zonas las maderas recomendadas pueden ser el ciprés, cedros o enebros, también alerce occidental, álamo y algunos pinos, en general maderas de poca densidad y poco nerviosas.

En ocasiones en la amalgama se introducen otros elementos de reciclaje como botellas, pedazos de vidrio, conchas... dando así un toque más personal a la construcción. 

Sin lugar a duda lo que más atrae de estas construcciones es su aspecto final, muros de troncos de variadas formas y tipos de madera que no sólo aportan la calidez propia del material, sino que confieren una estética única, extremadamente bella para los amantes de la madera.


Entrada creada por Grupo GUBIAVía vía


1 comentario:

  1. Pregunta:como proteger la madera para que no se pudra y de los insectos

    ResponderEliminar